Conecte con nosotros

Opinión

Geopolítica: China está derrotando a EU

Publicado

el

César Peña

México, 6 de Mayo.- La hegemonía geopolítica, si apelamos a algunas directrices, hace relativamente poco tiempo que si bien no se encuentra marcadamente en alguna nación, dos de los punteros, Estados Unidos y China, se disputan el título codo a codo.

Para el profesor investigador de Economía de la UNAM, Andrés Barreda Marín, la hegemonía de un país se puede distinguir a partir del avance en áreas específicas como  la producción industrial y el PIB,  la conquista del espacio,  el poderío militar y  el desarrollo de nuevos materiales.

Veamos el primer rubro, el PIB, donde EU en 2019 alcanzó  21.49 billones de dólares frente a los 9.87 billones de dólares de China, según datos del Buró Nacional de Estadísticas, lo que no dice mucho si consideramos que a ese indicador le falta sumar y restar lo correspondiente a su balanza comercial, además de ser economías, poblacionalmente diferentes, la primera con 327.2 millones de habitantes y la segunda con casi 1393 millones.

Donde la batalla está equilibrada es en la conquista espacial, donde China ha tenido avances importantes en la última década, llevando a enviar cotidianamente misiones al espacio y colonizar la parte oscura de la luna de manera casi secreta, que efectivamente están al nivel de las misiones Galileo en Jupiter  y New Horizont en Plutón, entre otros logros, lanzadas por la NASA.

Aunque Estados Unidos ya tiene más experiencia, el boom espacial de China lo metió de lleno a la pelea en poco tiempo.

Sin embargo, en la presencia militar es muy difícil que China pueda competir con las 823 bases militares que Estados Unidos tiene por todo el mundo y toda una experiencia previa de décadas de guerra fría y de combatir innumerables “enemigos” de la democracia.  Pese a todo, es de destacar  que China tiene a uno de los ejércitos más numerosos con tecnología de punta, armas nucleares (el cuarto más poderosos del mundo) y tecnología aplicada.

Ahora, con la pandemia del coronavirus, que uno y otro se culpan de haberlo iniciado, Estados Unidos arrastra el mal antecedente de haber sembrado virus y bacterias, de desarrollar  guerras químicas desde la década de los 50 del siglo pasado. Aquí entrarían la investigación biotecnológica y los nuevos materiales, donde ambos van a la par.

Por razones económicas, China combina aún parte de la industria de punta con el uso del contaminante carbón vegetal como combustible en parte de sus fábricas.

Las necesidades actuales empujan a ambos a la aplicación de sistemas ecológicamente sustentables en sus industrias, sin embargo, la mayor producción de China y la invasión de mercados está asustando a Estados Unidos desde hace dos lustros, en que les están quitando hasta la hegemonía en productos intermedios que antes dominaban.

Combinación de su investigación, organización y el grado de desarrollo de sus sistemas de salud es lo que se puso a prueba con el Covid-19, donde China apabulló a estados Unidos, dándole una lección. China, con  83 mil 968 contagiados y  4 mil 637 muertos, detuvo el mal  y de paso reorganizó su producción en menos de tres meses mientras que  EU lleva a hasta la fecha  un millón 202 mil 340 contagiados y 70 mil 970 muertos y sin fecha para normalizar su vida económica y social pese a los gritos de su presidente Donald Trump.

Sin duda, en este último punto, China se vio infinitamente superior pese a ser el primero en sufrir este mal. Pero lo que hoy ha revivido la lucha comercial es que China sigue ganando espacios y vendiéndole al mundo, prácticamente todo tras abaratar costos, algo con lo que EU no puede competir a menos que no sea con aranceles. Esta parte también, la tiene perdida.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *