Conecte con nosotros

Mundo

Kim Jong-un asiste al funeral del jefe de la propaganda norcoreana

Publicado

el

Había trabajado durante más de 50 años para el Gobierno de Corea del Norte y ha sido comparado con el jefe de la propaganda nazi, Joseph Goebbles.

El líder norcoreano Kim Jong-un asistió al funeral del jefe de Propaganda de Corea del Norte que ha sido comparado por numerosos analistas internacionales con el nazi Joseph Goebbels.

Kim Ki-nam, que desempeñó un papel clave en la creación de cultos a la personalidad en torno a los tres líderes dinásticos del país, falleció a principios de esta semana a los 94 años tras recibir tratamiento por enfermedades relacionadas con la edad y múltiples fallos orgánicos, según los medios de comunicación estatales.

50 años trabajando para el Gobierno norcoreano

Sin parentesco con los Kim, que han gobernado el país desde 1948, trabajó con el Gobierno norcoreano durante al menos 50 años, y se convirtió en subdirector del Departamento de Propaganda en 1966.

La Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, por sus siglas en inglés) informó de que Kim Jong-un visitó el miércoles el cuerpo del propagandista en una sala funeraria de Pyongyang, la capital del país, y el jueves encabezó el comité funerario estatal.

Kim Jong-un en el funeral.KCNA via KNS.

La KCNA dijo que el ex secretario del Comité Central del gobernante Partido de los Trabajadores “dedicó todo su empeño a la sagrada lucha por defender y fortalecer la pureza ideológica de nuestra revolución”.

La agencia le atribuyó el mérito de “garantizar firmemente la firme victoria de la causa socialista”.

El férreo control de los medios de comunicación en Corea del Norte

Corea del Norte ha estado aislada del resto del mundo desde el final de la Guerra Fría, y sus relaciones con Rusia y China han sido su salvavidas mientras seguía un camino económico a menudo ruinoso y un programa de armas nucleares frente a sanciones masivas.

En 2014, la Comisión de Investigación de las Naciones Unidas publicó un informe en el que se describía el largo historial de violaciones de los derechos humanos del Gobierno norcoreano y se afirmaba que constituían crímenes contra la humanidad.

Uno de los dispositivos más notables con los que el Gobierno norcoreano controla a sus electores es a través de una prensa muy controlada.

En 2020, una nueva “Ley de Rechazo de la Ideología y la Cultura Reaccionarias” prohibió la “ideología y cultura antisocialistas“, que abarcaba noticias, películas, libros y otros contenidos sancionados no autorizados de Corea del Sur.

Si un individuo es declarado culpable de poseer o compartir tales contenidos, se enfrenta a 10 años de trabajos forzosos.

Fuente:es.euronews.com

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *