Conecte con nosotros

Mundo

Una concesionaria de Ferrari, llega a la capital de Venezuela. ¿Y la crisis económica?

Publicado

el

Redacción, 17 de Enero.- La empresa italiana de autos deportivos Ferrari, habría abierto un concesionario autorizado en la ciudad de Caracas, capital de Venezuela. El anuncio generó un importante revuelo en las redes sociales, debido a que el país atraviesa una profunda crisis económica, enmarcado en años de recesión e hiperinflación, a lo que se suma una emergencia humanitaria.

Justamente en Caracas abrirá un concesionario autorizado de Ferrari, una de las compañías de automóviles más cotizada del mundo.

La página web de Ferrari señala que ya cuenta con una oficina en la capital venezolana, específicamente en el municipio Baruta, estado Miranda. En la avenida Jalisco de Las Mercedes, un sector que destacó por su proliferación de locales donde se venden productos importados.

El concesionario, llamado Maranello Motorsport, trabajará de lunes a viernes de 8 de la mañana a 12 del mediodía. Posteriormente, funcionará de 2 a 6 de la tarde. Los sábados y domingos estará cerrado, según se puede ver en la página web de Ferrari.

En el mismo portal web se indica que el local está autorizado para la venta de vehículos deportivos Ferrari. Además, subraya que también funcionará como un taller autorizado y reparación de carrocería.

Maranello Motorsport ofrece los vehículos en dos modalidades, los nuevos y los de segunda mano.

Entre los nuevos está el 812 Superfast, descrito como el Ferrari de calle más potente de la historia.

“El 812 Superfast, heredero excepcional de los extraordinarios F12berlinetta y F12tdf, se dirige a una tipología de cliente que busca el Ferrari más prestacional y exclusivo de la gama, y que desea un vehículo que trasmita la máxima deportividad tanto en carretera como en pista”, explican en la página web del concesionario.

Este modelo, de acuerdo con páginas especializadas, tiene un valor de 410.002 dólares. En Venezuela el sueldo mínimo ni siquiera llega a 1 dólar y profesionales como las enfermeras, los médicos o los profesores apenas tienen dinero para comprar comida.

Países de la región, como Ecuador, Perú, Bolivia o Uruguay, no cuentan con un concesionario oficial de Ferrari. Todos estos países tienen una mejor situación económica que Venezuela.