Conecte con nosotros

Nacional

La sal más codiciada del mundo se produce en Puebla

Publicado

el

En la Reserva de la Biósfera de Tehuacán-Cuicatlán, se encuentra el municipio de Zapotitlán Salinas donde se localizan las minas de sal que florecieron hace dos millones de años.

Zapotitlán Salinas se encuentra en los límites de Puebla y Oaxaca, su suelo hoy es árido, pero datos históricos refieren que hace más de 60 millones de años, el terreno accidentado y desértico de la zona fue brazo de mar, lo que permite la extracción de sal.

Fueron los ancestros de la cultura popoloca quienes obtenían los granos de sal por medio de estanques cuadrados que miden tres por tres metros cuadrados y 10 centímetros de profundidad, donde se estancaba el agua de lluvia y con la ayuda del sol se obtenían los granos de sal.

El diseño de las salineras permite que durante la temporada de lluvias, el agua que pasa por las montañas, escurra y llene los antiguos pozos.

Sal para humanos y sal para el ganado

Esos pozos se van secando durante los meses más calurosos del año, que son de marzo a mayo, por lo que la sal se obtiene dos veces al año.

Este proceso se realiza dos veces en las mismas terrazas escalonadas: el primero genera sal comestible para los humanos y en el segundo, se extrae la que se utiliza para el ganado.

Estos yacimientos de agua salada que datan de millones de años, durante mucho tiempo estuvieron a punto de extinguirse porque a los jóvenes de la zona le interesaba más emigrar a Estados Unidos, dejando a las personas de la tercera edad trabajando las salineras.

Desde hace menos de 20 años comenzaron a trabajar las familias, quienes heredaban las salineras de generación en generación.

Hoy, la calidad de la sal de Zapotitlán Salinas es reconocida a nivel internacional, ya que forma parte del Baluarte de la asociación internacional Slow Food.

Baluarte son los proyectos de Slow Food que sostienen la producción de calidad en peligro de extinción, protegen regiones y ecosistemas únicos, recuperan métodos de procesamiento tradicionales y salvaguardan razas de animales autóctonas y variedades de plantas locales.