Conecte con nosotros

Mundo

Pedro Sánchez se suma a los presidentes espiados con Pegasus; el gobierno presenta denuncia

Publicado

el

Redacción, 02 de Mayo.- El gobierno de España apunta insistentemente a un espionaje externo y como consecuencia presentó una denuncia ante la Audiencia Nacional, dado que son actuaciones “ilícitas”.

El presidente de España, Pedro Sánchez, y la Ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron espiados en 2021 con el software israelí Pegasus, según dos informes del Centro Criptológico Nacional, informó este lunes el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

El gobierno de España apunta insistentemente a un espionaje externo y como consecuencia presentó una denuncia ante la Audiencia Nacional, dado que son actuaciones “ilícitas”.

“Tenemos la absoluta seguridad de que es un ataque externo y de que es una infección externa porque en España todas las intervenciones se producen por organismos oficiales y con autorización judicial. En este caso, no se ha producido ninguna de las dos circunstancias. Por eso no tenemos ninguna duda”, señaló Bolaños, quien refirió que esto se trata de “hechos fehacientes” y no “suposiciones”.

Este anuncio tiene lugar dos semanas después que estallara el escándalo al conocerse que 65 teléfonos de líderes independentistas y dos políticos nacionalistas vascos fueron espiados con Pegasus, y que exigen una investigación transparente y la asunción de responsabilidades contra los implicados.

Aún más, ahora Sánchez se suma al primer ministro británico, Boris Johnson, y al presidente francés, Emmanuel Macron, que dio a conocer hace nueve meses el diario británico The Guardian.

También fueron espiados el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, y el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, también figuran en los datos, que incluyen políticos, diplomáticos y jefes militares de 34 países.

Ya en aquel momento, al darse a conocer los resultados del Pegasus Project, una investigación internacional en la que participaron medios de diversos países, el diario español El País y la revista Proceso, por México, entre otros, se concluyó que España era de los países con más teléfonos atacados por el spyware.

El teléfono institucional del presidente Sánchez fue intervenido en dos ocasiones en mayo de 2021 y el de la titular de Defensa una vez en junio del mismo año, informó el ministro.

Bolaño aseguró que en ambos casos se extrajeron un considerable número de datos de los teléfonos, al presidente con una extracción de 2.6 gigas y 130 megas y a Robles le robaron nueve megas de información.

El ministro de la Presidencia explicó, en una rueda de prensa convocada de urgencia, que estos hechos fueron descubiertos durante un proceso de verificación de los teléfonos de todos los miembros del gobierno –actuaciones que continúan— y que fue este domingo pasado cuando recibieron los informes completos que lo confirmaban.

“Son hechos contrastados y de enorme gravedad que confirman que ha habido intrusiones en ámbitos ajenos a las instituciones estatales y fuera de la ley”, dijo.

“Queremos que la justicia investigue para conocer toda la verdad y por eso hemos puesto a su disposición toda la información de la que disponemos”, dijo el ministro.

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, mostró su apoyo al gobierno por el presunto espionaje al presidente Sánchez y a la ministra Robles. Sin embargo, consideró una “casualidad política no menor” que la noticia se haya conocido este lunes, la misma semana en que se prevé la comparecencia en el Congreso de la ministra de Defensa para hablar de las intervenciones telefónicas ilegales con Pegasus.

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del gobierno de coalición, consideró vital que la investigación vaya hasta el final y se depuren de manera ágil y efectiva responsabilidades. Es obligación del gobierno garantizar la seguridad. La ciudadanía merece respuestas”.

“Doble vara de medir”
Por su parte, Pere Aragonès, el presidente de la Generalitat de Cataluña espiado y que fue entrevistado por Proceso –en circulación esta semana— reaccionó criticando la doble vara de medir en el espionaje a Sánchez y Robles, y la evasión y el silencio en el denunciado por los catalanes.

“Cualquier espionaje político es de extrema gravedad. Hace días que denunciamos sin obtener explicaciones del gobierno español. Cuando el espionaje es masivo contra las instituciones catalanas y el independentismo, silencio y excusas. Hoy todo son prisas. Se tienen que asumir responsabilidades inmediatamente”, escribió en su cuenta de Twitter.

Y prosiguió: “Continúa siendo urgente una investigación a fondo con supervisión independiente y asunción de responsabilidades. El gobierno español va tarde. Por acción o por incompetencia quedan muchas preguntas sin responder. Sé lo que es sentirse espiado, y sentir vulnerada la intimidad y la acción política. No se lo deseo a nadie. Pero la doble vara de medir es evidente. Contra el independentismo todo cabe. Continuamos decididos a llegar hasta el final”.

Hubo políticos catalanes que consideraron esta noticia como una cortina de humo para desviar la atención sobre el espionaje a los líderes del independentismo.

Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat indultado luego de permanecer en prisión 3 años y 8 meses por participar en el referéndum de independencia, demandó la urgencia de una investigación. “Por el bien de la democracia, hace falta la máxima transparencia para aclarar todos los hechos” y añadió que “lejos de posibles coartadas, exigimos responsabilidades políticas”.