Conecte con nosotros

Deportes

Entrega Ebrard a Bora Milutonovic, reconocimiento como “mexicano distinguido” durante gira en Medio Oriente.

Publicado

el

Redacción, 27 de marzo Durante su gira por países del Oriente Medio, Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, realizó una visita a Qatar. Durante su estancia en el lugar que albergará el próximo Mundial de Futbol aprovechó para reunirse con la comunidad mexicana en dicho país y reconocer la trayectoria de Bora Milutinovic a través de la entrega del reconocimiento “Mexicanos Distinguidos”.

Ante la mirada de los asistentes, y en compañía de la embajadora de México en Qatar, Graciela Márquez García, el exjefe de gobierno de la Ciudad de México entregó a Milutinovic una medalla de plata y un diploma expedido por la SRE a través de la embajadas y consulados alrededor del mundo. De acuerdo con la dependencia federal, el reconocimiento se entrega:

“A personas de nacionalidad mexicana, quienes hayan residido por lo menos los últimos 5 años de manera ininterrumpida en el extranjero y que hayan demostrado tener una trayectoria sobresaliente en cualquier ámbito del quehacer profesional o personal en actividades científicas, académicas, tecnológicas, empresariales, creativas o de innovación o responsabilidad social, entre otras”.

El mítico exfutbolista y entrenador tuvo un paso destacado por equipos de la liga mexicana, así como en el futbol mundial. En ese sentido, al haber obtenido la nacionalidad tricolor por naturalización, “es admirado y es fuente de inspiración para muchos deportistas de México y el mundo”, escribieron a través de un comunicado membretado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

A lo largo de sus 17 años de trayectoria como futbolista profesional, Milutinovic se desempeñó como mediocampista y dedicó cuatro temporadas a la defensa de la camiseta de los Pumas de la Universidad Nacional, donde sumó más de 270 partidos. Gracias a la trascendencia que consolidó con los del Pedregal, fue nombrado director técnico después de su retiro y emprendió una exitosa trayectoria en el banquillo.

Al frente de los universitarios consiguió el segundo campeonato en la historia de su institución. De igual forma, su palmarés se extendió hacia la Copa de Campeones de la Concacaf, así como la Copa Interamericana. Su buen desempeño lo llevó a dirigir en ligas de otros países como Argentina, Italia, Estados Unidos y Qatar.

Como seleccionador nacional tuvo un destacado paso con el combinado mexicano en dos periodos diferentes. Fue el encargado de dirigir al Tricolor cuando fue la selección anfitriona en el mundial de 1986. Cabe mencionar que en dicha edición el representativo nacional selló su mejor participación en la historia al llegar a los cuartos de final, donde cayó ante la selección de Alemania Federal por la vía de los penales.

Su segunda etapa fue entre 1995 y 1997 para sustituir a Miguel Mejía Barón, tras el fracaso de Estados Unidos 94. En el periodo logró la clasificación al Mundial de Francia 1998, así como el campeonato de la Copa Oro en 1996 y el tercer lugar en la Copa América que se disputó al año siguiente. Gracias a su prolongado paso se convirtió en el segundo entrenador del Tricolor con más partidos al frente del banquillo.

Durante su visita a Qatar, Ebrard Casaubón también acudió a conocer las instalaciones del Estadio Ahmed bin Ali, ubicado en la ciudad de Rayán. Se trata de una estructura con diseño inspirado en las tiendas tradicionales que se utilizan en el país y a lo largo de todo el golfo. Se trata de uno de los más innovadores, pues está planeado para ser portátil.

El recinto también es conocido como el “Estadio Mexicano” gracias a la participación que una delegación nacional tuvo en su construcción. Se trata de un grupo de 45 personas adscrito a la empresa Dunn Arquitectura Ligera que estuvo a cargo de la confección de los paneles del techo de la estructura, así como la fachada interna.