Conecte con nosotros

Nacional

A través de video , sicarios amenazaron a nueva gobernadora de Chihuahua

Publicado

el

Redacción, 11 de Septiembre.- Presuntos sicarios amenazaron a la nueva gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, así como a mandos policiales de la entidad, a quienes acusan de favorecer a la Línea, que fuera brazo armado del Cártel de Juárez.

A través de un video compartido por redes sociales se observa a cinco personas con pasamontañas y sudaderas negras, chalecos tácticos y fusiles de alto poder. Uno de ellos está sentado sobre una mesa y todos están al interior de una habitación.

En la introducción, los presuntos delincuentes se dirigieron a Javier Corral, quien culminó su mandato como gobernador el pasado 7 de septiembre. El vocero indicó que al interior de la Fiscalía como de la Secretaría de Seguridad operaban supuestos mandos corruptos, entre ellos, a quien identificaron con los apellidos de Serrano, Salcido y Miranda.

Mientras que en los centros de readaptación social señalaron a un supuesto funcionario nombrado Soto Silva, así como a Leonardo Olivas. Supuestamente, estos personajes habrían colaborado con la Línea para exterminar a rivales. Otro de los presuntos enemigos fue ubicado como Lalo, a quien acusaron de delinquir desde el interior del penal de Ciudad Juárez.

“Ojo, Maru Campos, sabemos que estos comandantes ya andan negociando con tu gente para quedarse”, advirtió el encapuchado a la gobernadora panista que lleva tres días en el cargo.

A todos ellos, los presuntos integrantes del grupo criminal, advierten que deben someterse y cooperar; de lo contrario, irán contra policías, tal como se atribuyeron, sucedió con Ramón Flores Avitia. Este último fue ejecutado en febrero pasado y se desempeñaba como elemento de la Policía de Seguridad y Custodia Penitenciaria.

“La guerra no es con el gobierno, pero estas lacras no son gobierno, trabajan para un cártel y si no hacen nada morirá gente inocente”, aseguraron, pues otros comandantes estarían en la mira.

De acuerdo con reportes locales, el oficial Flores Avitia fue emboscado por un comando de civiles armados mientras circulaba la noche del 1 de febrero sobre el periférico Lombardo Toledano de Chihuahua capital.

Tras ser atacado, el agente perdió el control y se impactó contra un poste de concreto. La unidad tipo pick up comenzó a incendiarse y el cuerpo del custodio quedó calcinado al interior de la cabina.

Aunque no ha trascendido quiénes están detrás del video de este 9 de septiembre, se presume que serían operadores del Cártel de Sinaloa, agrupación que disputa la plaza de Chihuahua a la Línea. Pues esta entidad colinda con la frontera de EEUU, principal destino de la droga enviada por cárteles mexicanos.

La Línea, que surgió como célula de sicarios del Cártel de Juárez, ha dejado el mote sin llegar a “cártel”.

El grupo empezó a tomar notoriedad en 2004, cuando se hizo público que estaba integrado en su mayoría por policías y ex policías municipales de Ciudad Juárez, así como algunos elementos estatales. Rosalío María Martínez, uno de sus operadores detenido en 2010, confesó que en sus filas también había comandos de mujeres armadas.

Actualmente esta célula delictiva está en pugna contra los hijos de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, los llamados Chapitos. En el último medio año han destacado reportes sobre una alianza de La Línea con el Cártel Jalisco Nueva Generación para expulsar a Los Chapitos del estado.

Mientras que el Cártel de Sinaloa continúa con su expansión en el territorio mexicano gracias a las bondades que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador le ha otorgado con las menos de 200 capturas de sus integrantes en tres años.

De acuerdo con la consultoría Lantia Intelligence, esta organización criminal dirigida por Ismael el Mayo Zambada y los hijos del Chapo Guzmán es el grupo criminal menos afectado de todos los que tienen presencia en el país.